Cómico de humor de Para

Cyber Cómics “Cómico de humor de Para”

Con el sueño de ser Mangaka, ingresé a la Academia de Arte Anime. Sin embargo, me encontré con una realidad tan diferente a lo que había soñado. Terminando, ingresé a la Universidad de Waseda, una de las universidades más difíciles de ingresar dentro de Japón. Esta historia no es una ficción, sino un testimonio de la vida real.

Fukushima(foto) ※Ciudad de Fukushima desde el Monte Benten.



Infancia

Nací en la prefectura de Fukushima, Japón. A la edad de 4 años, residiendo en Boston, EEUU, por el trabajo de mi padre que era médico. Al ingresar al kinder de los Estados, yo era un niño muy llorón. Pero al poco tiempo, me volví muy conversador y pronto llegué a ser uno que atraía la atención de los demás. Ya en esa época, me gustaba mucho dibujar manga. Más que manga, yo hacía un dibujo en un papel, y se lo llevaba a mi mamá y hablaba como si fuese el personaje dibujado; así pues, más parecía un teatro de papel. Éste fue el principio de mis mangas.



También me encantaban los dinosaurios, y mi padre solía llevarme a los Museos donde mostraban los huesos y fósiles de dinosaurios. Entre ellos, había uno que me fascinaba, un dinosaurio llamado Parasaurolophus; de allí saqué mi personaje preferido “Para” que hasta el día de hoy sigo dibujando.



Ya después de un año y medio en los Estados, tuve que volver a Japón. Cuando nos despedíamos, la Directora del kinder, una anciana muy elegante, le dijo a mi padre:

“Su hijo tiene un gran sentido del humor”.

Según ella, yo le había dicho:

“ Jugando con mi trineo en Canadá, llegué a los Estados”.

Ciertamente yo había jugado con un trineo cerca de las fronteras entre Canadá y los Estados, pero según mi padre, yo sólo me había deslizado en una elevación tan pequeña que ni siquiera se podría decir una loma de nieve. La Directora me dijo:

“Cuando estés en el avión de regreso a Japón, mira por la ventana. Yo te voy a alcanzar en un helicóptero, vas a ver”

Después de esto, viví todo el tiempo en Japón.



Boston(foto) ※Tomada en los tiempos de Boston.



Cuando soñaba ser Mangaka.

La razón por la que decidí ser Mangaka.

Pasaron los años, e ingresé a la Escuela Media. Era una escuela terrible, y ya no quería seguir los estudios a la Media Superior. Pero como era un muchacho serio, no podía imaginarme a mí mismo sin hacer nada. Me puse a pensar qué futuro habría para mí terminando sólo la Escuela Media. Lo único bueno que sabía hacer era dibujar manga, y sabía que en el mundo de los manga no había discriminación por el currículum escolar. Por eso decidí entrar a la Academia de Manga ni bien terminé la Media. Hasta ese momento, yo no había pensado seriamente en hacer una carrera profesional para ser Mangaka.



Mis tiempos en la Academia

En esta Academia, solían venir Mangaka y Editores de revistas de manga, y realizaban Evaluación y Críticas sobre los trabajos hechos por los estudiantes. Además, como es natural, los mismos profesores también daban sus apreciaciones. Estos momentos eran muy duros para mí. Porque eran muchas las veces que mis trabajos no les caían bien a ellos. Hubo un editor que, muy animado, elogiaba los trabajos de todos los estudiantes, pero sólo mi trabajo lo despreció y continuó criticándolo sarcásticamente por largo tiempo. Al estar frente a todos los demás estudiantes, que habían recibido sus elogios, yo era el único despreciado, y me sentí humillado en gran manera. Y hubo profesores que, a otros trabajos no tan buenos los calificaba con un 6/10, pero a mí me regresaban el trabajo con un “CERO”.



Una vez, vino el sub-editor de una importante revista semanal y estuvo en la Hora de Evaluación. Los trabajos de todos los estudiantes fueron devastados por sus críticas. Como él no había dicho nada acerca de mi trabajo, pensé que no le había gustado. Después de que el sub-editor se retiró de la Academia, fui a la Sala de los profesores porque tenía que hacer algo, y al entrar, todos los profesores y gente de la oficina se agolparon hacia mí y me dijeron:

“¡Eres un genio!”

“¡No sabes cómo te ha elogiado!”

Todos me decían totalmente exaltados. Al principio, no sabía qué es lo que estaba sucediendo; hasta que por fin, supe que que el sub-editor había elogiado mi trabajo, y me sorprendí. Entre la gente que se había agolpado, estaban los que comúnmente no tenían una buena opinión sobre mí y mis trabajos.Y el hecho de que ellos estaban tan eufóricos de que un estudiante fuese reconocido, debe ser por lo mucho que el sub-editor había elogiado mi trabajo.



(foto) ※Calle por donde pasaba yendo hacia la Academia. Todavía queda grabado en mi memoria los días de verano, tan calurosos que las cigarras chillaban sin cesar y yo caminaba entre ellas sudando fuertemente.



Y comenzaron las vacaciones de verano. Sin embargo, tenía que asistir a las clases extras de verano. (※En las escuelas japonesas hacen lo que se llaman “Gasshuku” durante las vacaciones de verano. Son unos días de entrenamiento especial con hospedaje, para dedicarse a alguna especialidad dentro de las materias de clase o de deporte) Y como una de las tareas de estas clases, fui a la editorial de esta importante revista juvenil semanal llevando mi trabajo. El Editor, ni bien vio mi trabajo dijo:

“¡Uy! ¡Qué desastre…!”, y rió con sarcasmo.

Y me humilló con sus críticas despectivas. Esto me desanimó por completo.



Después de esto, regresé a la Academia, y justo estaban dos Mangaka que habían venido a ver los trabajos hechos por los estudiantes. Pero yo me sentía tan mal que me quedé en mi asiento, sin ponerme en la hilera de los demás estudiantes. No quería mostrar mi trabajo. Pero mis amigos me dijeron:

“¡Si no lo muestras, no sabes lo que te pueden decir!”

“¡Anda, vé y muéstralo!”

Y por mi carácter, no pude oponerme y me puse en la hilera sin ganas. Los estudiantes que pasaron delante mío, al ser tan criticados, había algunos que decían:

“¡Ah, no, no me puedo quedar callado!”

Y respondiendo a los profesionales, que a la vez tampoco se echaban para atrás, se tornaban unas escenas de fuertes discusiones. Yo me estaba arrepintiendo de haberme puesto en la hilera. Llegó mi turno y cuando mostré mi trabajo, el profesional que había discutido con el estudiante dijo:

“¡Esto sí que es un manga!”

Y luego

“¡Mira esto!”

Diciendo así, mostró el trabajo al otro Mangaka. Y él también dijo:

“¡Es verdad! ¡Esto está muy bueno!”

Y luego,

“¿Dónde quieres trabajar?”

Y yo respondí con un poco de pudor,

“Si es posible, en la revista Shonen Jump...”

Entonces, me dijo:

“¡Donde sea, tú vas a poder!”

Era el mayor elogio que podría haber recibido. Y agradecí de corazón a mis compañeros que me habían animado, y a estos Mangakas.



El trabajo que había presentado en ese entonces era

“¡Klucho! Él está loco”

Y en la actualidad, se puede encontrar en Amazon como “Cómico de humor de Para” (Volumen 2) Al ver a Klucho, quizás los amantes del manga no puedan comprender cómo es que este trabajo haya sido tan elogiado por los profesionales de ese entonces. Pero en ese entonces, se decía:

“El Manga no es sólo el dibujo. Es su contenido”

Todo Mangaka y todo editor, incluso los lectores, todo el mundo decía lo mismo. Durante la Escuela Primaria, yo viví tanto en Hokkaido como en Kagoshima (※Hokkaido y Kagoshima...zona norte y sur de Japón), y con mis amigos opinábamos sobre los manga que leíamos; y aún siendo niños, menospreciábamos los manga que era sólo lindo dibujo pero sin contenido. Y nosotros decíamos de estos manga, que intentaban tapar su falta de ingenio para crear buenas historias con dibujos bonitos. Si es por eso, preferíamos a aquellos que quizás no dibujan tan bien pero ponen fuerza en el contenido porque nos parecía más sincero y derecho. De esta manera, aquéllas eran épocas muy contrarias a la actualidad donde pareciera que dan mayor importancia al bosquejo y al dibujo de moda.



¡Klucho! Él está loco
(manga) ※¡Klucho! Él está loco



Aún en la Academia, había algunos profesores que elogiaban mis trabajos, aunque eran muy pocos. En ese entonces, un 30% de la gente alababan tanto mis trabajos que no sabría cómo agradecerles tanto favor hacia mí. Sin embargo, el 70% restante me atacaban sin compasión, ni que hubieran visto al mismo diablo con cola en mí. Y además, esta gente que era tan crítica conmigo, a todos los demás les elogiaban sus trabajos. Y los pocos que reconocían mis trabajos, eran por el contrario, muy críticos con los demás. Siempre, la opinión de la gente para conmigo se dividía de esta manera.



Al terminar la Academia

Después de terminar los estudios, yo empecé a dibujar para una revista de manga. Recordando lo sucedido con el sub-editor de aquella importantísima revista, decidí enviarle mis mangas. Creo que dos veces no salí elegido, pero en la tercera vez que envié, gané el Premio Amateur. Sin embargo, será que él era una persona que nunca daba sus apreciaciones delante del mismo autor, o quizás el sub-director no solía atender directamente a los principiantes, la cosa es que me asignaron a otra persona como encargado mío. Pero ahí comenzó mi tragedia.

El encargado era una persona histérica que por cualquier detalle se ponía a gritarme. Y despreciaba casi todos mis dibujos cómicos, y empezó a presionarme para que los borre. Una sola vez, me animé a reclamarle que si seguíamos así ya no podría dibujar nada, y que me diera más libertad para dibujar; pero fue en vano. Y fui cayendo en una situación en donde tenía que borrar casi todos mis dibujos que con tanto esfuerzo había pensado y creado. Por fin, llegamos a hablar hasta mi debut como Mangaka, pero yo sentía que dibujar en estas condiciones no tenía sentido alguno para mí. Y rechacé la oferta, y me fui de esa revista.

Después de esto, me puse como objetivo lograr debutar en la revista Shonen Jump, y pronto llegué a estar postulado para el Premio Amateur. Y sentí que, las oportunidades se abrirían para mí. Pero ya en estos tiempos, casi no podía dibujar un manga. No sé si se debía a las tantas críticas y rechazos que había recibido con mis mangas. De tanto haberme cuestionado y recuestionado acerca de mis dibujos y trabajos, que ya no podía hacer nada con el lápiz en mano. En medio de tanto sufrimiento, caí en cama como tres veces...

La tercera vez que enfermé, me puse a pensar qué hacer de ahí en adelante. Y fue entonces, que tomé la decisión de dejar mi sueño de Mangaka. Fue como rasgarme el alma en esta decisión. Y pasaron cerca de 15 años.



(foto) ※El apartamento que alquilaba en ese entonces. Me pasaba todo el día y noche intentando dibujar manga, y no salía sino sólo para comprar para comer.



Aspirando hacia la Universidad

Mi encuentro con la Universidad

Cierto día, caminaba por Tama Plaza (※Lugar cerca de la estación Tama Plaza, en la ciudad de Yokohama), cuando escuché una algarabía más adelante. Eran ruidos que venían de un Campus universitario. Era el Campus de Tama Plaza de la Universidad Kokugakuin. Actualmente, los estudiantes de Arte y Cultura asisten al Campus de Shibuya por 4 años, pero en ese entonces, se estudiaban 1 a 2 años en el Campus de Tama Plaza. Y cuando me asomé desde la entrada de la Universidad, vi a muchos estudiantes de los clubes que hacían sus eventos para recibir a los nuevos ingresantes. Algunos tocaban instrumentos musicales, y otros a gran voz, estaban repartiendo los panfletos invitando a los nuevos estudiantes. Como vivía sin dar importancia a lo que sucedía a mi alrededor, recién me había dado cuenta:

“Claro, ya estamos en época de ingresos”.

Alrededor del Campus, había muchos árbles de sakura. Una suave brisa, bajo el cielo azul de abril, provocaban una lluvia de flores de sakura. Una escena hermosa. Los nuevos estudiantes llenos de ilusiones, rodeados de alegre algarabía. ¡Qué envidia! Y a la vez, ¡Qué bronca! Ellos disfrutando a pleno su juventud. Y yo, no tenía nada de eso en mi vida. Impotencia corriendo por mis venas. Esa escena tan hermosa, maravillosa, dejó una marca profunda en mi corazón.



Desde entonces, cada vez que pasaba frente a una librería, daba vueltas frente a los libros, y un día por fin, entré y compré libros para los exámenes. Y comencé a estudiar solo en casa. Pero yo no había estudiado en la Media Superior, y casi no había asistido a clases en la Escuela Media. Y como había pasado tanto tiempo, ya había perdido la práctica del estudio; ni siquiera sabía qué era el verbo to be en inglés. Todavía no tenía en claro dónde quería ingresar; sólo me movía un repentino impulso a querer estudiar. Pero, por supuesto, tenía que ponerme alguna meta. Y me propuse, por lo pronto, a rendir el Examen de Nivel de Media Superior. Unos meses después, logré aprobar este examen, y por eso, decidí postular a la Universidad.

(※Examen de Nivel de Media Superior……Examen para los que no lograron terminar sus estudios de Media Superior. Determina si alcanza el nivel de Media Superior que lo habilita para postular al ingreso al nivel universitario o terciario)



Examen de Nivel de Media Superior

A mí me tocó rendir el Examen en las aulas de la Universidad de Hitotsubashi. Y esto fue una experiencia muy interesante para mí. El día del Examen, bajé en la estación de Kunitachi y caminé hacia la Universidad por una calle de arboledas. Al llegar, vi a mucha gente entrando al lugar. Pero esta gente no parecían estudiantes que iban a postular a la Universidad. En primer lugar, mi atención fue sobre un grupo que de lejos se notaba que eran Hostos (※Hosto...Viene del inglés “host”, anfitrión. En Japón son los que trabajan como anfitriones en los bares nocturnos, y atienden a los clientes) Parecían comediantes imitando a los hostos con su traje blanco, y con su peinado rubio teñido, parecían trinchos de puercoespín; yo pensé: “no tienen por qué venir con su ropa de trabajo a rendir un examen...”y me pareció gracioso.

Y lo siguiente que vi fue un joven que tenía su pelo teñido de rubio, una camiseta muy grande y pantalones cortos. Cualquiera se daría cuenta de que era un joven maleado. Yo le seguí desde atrás con la mirada, mientras él entraba al establecimiento. Cerca de la entrada, estaban la gente de las diferentes academias y escuelas repartiendo sus panfletos. Y este joven, de manera muy cordial, le dijo que no tenía interés en recibir estos panfletos. Y yo quedé sorprendido por esta conducta, tan diferente a lo que se hubiera esperado de su apariencia. No parece ser tan mal muchacho, pensé.

Y después de esto, entró un grupo numeroso de pandilleros a las aulas de la Universidad. Con su forma de caminar, alejaba a la gente que se les cruzara. En la hora de descanso, al mediodía, vi a estos pandilleros fumando en el patio de la Universidad, agachados al estilo que los caracterizaba. El muchacho que parecía ser el jefe de pandilla, estaba agachado sobre una de las mesas y fumando su pitillo. Se creía el As del lugar, o algo así. Todavía recuerdo al vigilante de la Universidad, que los veía con recelo. Una escena fuera de lo común, pues ningún estudiante de Hitotsubashi se vería así. Pero viendo el lugar donde estaban, uno podía ver que era el espacio apartado especialmente para los fumadores.

“Al menos, respetan las reglas”, pensé y esto también me pareció gracioso.

Por más malos que fuesen, sabían muy bien que podrían salir desaprobados si rompían las reglas. Cuando me imaginé una conversación entre ellos:

“Si seguimos así, creo que tendremos problemas, ¿no?”; y pensar que unos a otros se animaron para venir a rendir juntos este Examen, hasta llegué a sentir cierta simpatía hacia ellos.

Por supuesto, no todos los que venían a rendir eran como ellos. Había muchachos y muchachas que por donde los vieras, seguramente habrían sido víctimas de hostigamientos. Había adultos con cierta sombra en sus rostros (algunos hasta parecían de la mafia...o al menos, esa impresión daban), que no se podía saber cuál sería su ocupación laboral. También habían gente de tercera edad, abuelitos y abuelitas. Y entre gente tan variada y diferente, yo me senté con ellos y rendimos juntos el Examen. Y allí mismo me puse a pensar.

“¿No sería ésta la clase ideal del colegio, donde se junten personas tan particulares y diferentes edades?”

Y me imaginé cómo sería si existiese una clase como ésta. Supongamos que aquel muchacho maleado maltratase a otro más débil que él. Seguramente, el abuelito o abuelita le llamaría la atención. Y por más maleado que sea, el muchacho se tranquilizaría. En los colegios donde hay bulling, ¿no será una de las razones el poner juntos a estudiantes de la misma edad? El sistema de los colegios en la actualidad, se dice que tiene muy buenos resultados en cuanto a la buena educación; pero cuando salen a la sociedad, ¿es natural encontrar una sociedad donde todos tengan la misma edad?

Cuando me entregaron los resultados del Examen, había aprobado con puntajes más altos de lo que había esperado, y así aprobé el Nivel requerido. Y fue así que logré cumplir con los requisites para postular a la Universidad.

Examen de ingreso a la Universidad

Por unos cuantos años, no pude rendir debido al exceso de trabajo; pero una vez que bajó la exigencia, pude volver a estudiar para intentar ingresar a la Universidad. Pero no tenía por qué concentrarme sólo en Kokugakuin. Porque, como había llevado una vida totalmente ajena a la idea de ingresar a la Universidad, nunca había pensado en alguna en particular, más bien todas las universidades me parecían igual de maravillosas. Ni siquiera sabía que había diferencia de puntajes requeridos para rendir el ingreso. (※En Japón, cada Universidad tiene un rango de puntajes requeridos para aspirar al examen de ingreso) Los nombres de las universidades los distinguía solamente porque los había escuchado en programas televisivos como el Hakone Ekiden. (※Maratón que se realiza todos los años donde participan estudiantes universitarios) Por eso, nunca le había dado mayor importancia al nombre de la Universidad para rendir. Pero, al pensar en la comodidad para asistir, elegí la Universidad que quedara a menor distancia desde donde vivía. Si es así, la Universidad de Kokugakuin, los primeros 2 años tendría que ir hasta Tama Plaza que quedaba muy lejos y asistir todos los días sería difícil para mí. Entonces, pensé en una Universidad que quedara más cerca de casa, y decidí participar en un evento de Campus abierto al público.



En estos eventos de Campus abierto se realizan Charlas introductorias acerca de los exámenes de ingreso. Me senté junto a los demás postulantes y los padres, y presté atención a la presentación. Y empezó de esta manera:

“Todos aquí tienen 18 años de edad....”.

Me sorprendí un poco.

“¿Qué? ¿No es la Universidad un lugar donde los adultos también pueden venir a estudiar?”

Sentí como un baldazo de agua fría cayendo sobre mi sueño anhelado de estudiar en la Universidad. Pero, decidí no darle mayor importancia y seguí escuchando en el mismo lugar. Resulta que terminada la charla, nos repartieron los formularios para que nos envíen los papeles necesarios para el ingreso. En ese formulario había que escribir, por supuesto, el domicilio y el nombre; pero también para mi sorpresa, había que escribir la edad. Y yo lo escribí. Al salir del salón, había varios encargados que recibían estos formularios. Yo entregué el mío y quise salir del lugar. Tuve una sensación extraña, y miré hacia atrás; no sé por qué, todos ellos estaban leyendo el formulario que recién había entregado, y se estaban riendo. Y pensé:

“¿Eh? No hay nada raro en mi nombre ni mi domicilio. Ah, se están riendo de mi edad”.

Bueno, podría ser que simplemente se estaban riendo al recordar algún programa de TV que vieron el día anterior. Pero a mí me pareció otra cosa. Ellos, miraban el formulario y miraban hacia mí, y se estaban riendo.

Al llegar a casa, sentí que se me hervía la sangre. Y pensé:

“Esta Universidad no está abierta a adultos que quieran estudiar. ¿No habrá alguna donde no se rían de un adulto que tiene ganas de aprender? ¡Voy a buscar!”

Y así, por primera vez, empecé a averiguar seriamente acerca de las diferencias entre una Universidad y otra.

(※Acerca de los estudiantes adultos en Japón......A comparación de otros países en el mundo, la cantidad de adultos que ingresan a las Universidades es extremadamente bajo. Una de las tantas razones, es que las empresas japonesas dan poca credibilidad a la preparación académica universitaria por su falta de relevancia en la realidad laboral práctica. Por eso, los trabajadores no buscan la capacitación, necesaria para su desarrollo laboral, en las universidades de Japón. Personalmente, yo pienso que es uno de los grandes problemas de la sociedad japonesa. Porque, cada vez Japón se volverá un país donde la gente dejará de estudiar para su mejoramiento personal. Es necesario que, los encargados de personal de las empresas tengan que trabajar para que el sistema educativo nivel terciario llegue al nivel práctico y relevante a la realidad laboral y social)

Entonces supe que en la Universidad de Waseda había antes un curso de Arte y Cultura (II), y que allí había muchos estudiantes de edad adulta. Pero ese curso ya no existía. Que ya no exista el curso era una pena, pero podría ser que todavía quede el espíritu de recibir a estudiantes adultos dentro de la Universidad de Waseda. Quedaba a una distancia accesible desde mi casa. Y al pensar así, decidí rendir el ingreso al Waseda. Pero había otro problema, y era que el nivel que se requería para ingresar al Waseda era mucho más alto a comparación de las otras universidades cercanas.

(※Universidad de Waseda... ... Una de las universidades difíciles de ingresar dentro de China y todo Japón)

Esto era un desafío muy grande para uno como yo que no había asistido a la Escuela Media Superior ni a la preparatoria; aún cuando haya aprobado el Examen de Nivel. Y escogí la misma forma de estudio, comprar los libros en librería y estudiar por mi cuenta en casa, sin asistir a ninguna preparatoria. Esto, considerando mi carácter, que no me gusta que nadie me amenace ni me imponga estudiar, porque me desanimo fácilmente. Todo el tiempo, fuera de las horas de trabajo, lo invertí en el estudio. Estudié desde temprano hasta la hora de salir a trabajar, y regresando a casa, hasta la hora de acostarme. Los domingos y feriados que no trabajaba, las vacaciones y en Año Nuevo, todo el día desde la mañana hasta la noche continué estudiando. No recuerdo exactamente, pero seguramente pasé 3 años estudiando de esta manera, hasta que por fin aprobé e ingresé por examen común a la Universidad de Waseda.



Muchos me preguntan por qué no postulé como los demás estudiantes adultos; pero yo pensaba que para ingresar como adulto, había que ser famoso, como los artistas o deportistas de renombre; y yo no era nada de eso ni tenía nada que pudiera significar un aporte a la Universidad. Era una persona común y que sólo había estudiado hasta la Media, y pensaba que no me aprobarían. Después de ingresar, supe por otros, que no era así como había pensado; pero yo no había visto otra manera de ingresar más que el examen común, y nunca había cruzado por mi mente porque no podía creer que hubiera una forma tan fácil como lo es el ingreso de estudiantes adultos.

(※Acerca del ingreso común y el ingreso de estudiantes adultos a la Universidad......El ingreso de adultos es un sistema que contempla la experiencia social del que rinde, y el examen consiste en un examen escrito sencillo, una entrevista o la presentación de una tesis corta. Hay cursos donde facilitan el ingreso a estudiantes adultos sólo pidiendo que llene una solicitud en donde el postulante explique cuáles son las razones por las que desea ingresar a la Universidad. En cambio, el ingreso común consiste en un Examen escrito de nivel académico muy alto, donde no se sabe cuál es el criterio para ser aprobado o no. Por eso, el postulante a ingreso común debe prepararse dedicándose al estudio de todas las materias adquiridas hasta el momento)



El Aula Magna Okuma(foto) El símbolo de la Universidad de Waseda: El Aula Magna Okuma



De la graduación a la actualidad

Retornando al Manga

Mientras estudiaba en la Universidad, le había contado acerca de mi vida, de todo lo que escribí hasta ahora a una persona. Y esta persona me preguntó si yo no volvería a intentar otra vez llegar a ser Mangaka; a lo que yo respondí:

“Me gustaría volver a intentar”

Entonces, esta persona me dijo:

“¿Hace cuánto tiempo es que soñabas con ser mangaka?”

Cuando le respondí que, hace unos 20 años atrás, esta persona se rió de mí. Sin embargo, ni bien me gradué, yo había posteado mi manga a la revista Shonen Jump. Y me llamaron de la revista pues, si bien no había salido elegido, vieron que mi manga era muy interesante en su contenido, y me asignaron un encargado. Así fue, que en el plazo de un año, yo estaba camino a mi debut.

Y parecerá una exageración lo que digo, pero pasaron 20 años desde aquellos tiempos, y hoy en día, yo pienso que aún mis bosquejos son lo peor dentro del mundo de los manga. Aunque el estilo de mis dibujos distan mucho de lo que está de moda hoy en día, si lo enviase a la revista Jump, me llamarían al instante. Yo me creía que lo hacía bien.

Pero la alegría duró muy poco. Pues pasado medio año, el encargado que me había llamado ya no estaba porque lo habían trasladado, y el Premio Amateur en el que había puesto mi esperanza, se disipó y la oportunidad desapareció para mí. Y me puse a pensar seriamente. Ya tenía la edad suficiente para ponerme a pensar qué sería de mi vida, si yo invirtiese los siguientes dos a tres años en dibujar día y noche, y si no llegase a ser Mangaka, cuál sería el resultado. Y sentí que si yo seguía empecinado en continuar mi sueño de ser Mangaka, mi vida entera se vendría abajo. Y por fin, decidí renunciar a mis sueños de volver a ser Mangaka.



Los dibujos que presenté cuando me llamaron por teléfono, se pueden ver en:

“Cómico de humor de Para”(Volumen 2)
“¡Despertad! Academia militar Okinoniwatorijima”

“Lo esencial en el Manga no es el dibujo, sino el contenido” Este es el concepto, por eso los dibujos no son bonitos. (No soy bueno dibujando, de hecho, pero esta vez mis dibujos son malos adrede. Nunca me gustó alardear con los dibujos)



En la actualidad

Actualmente, los manga que me quedaron de todos los que he dibujado hasta ahora, los estoy emitiendo por Amazon, Apple, Rakuten y Kadokawa, con el título de

“Cómico de humor de Para”

Los mangas tienen su precio, pero las muestras se pueden ver gratuitamente. Al pie de página, encontrarás los sitios donde puedes hacer enlaces. Como lo he mencionado antes, mis trabajos pueden ocasionar diversidad de opiniones. Por ejemplo, el manga “¡Klucho! Él está loco” es el mismo que recibió tanto los elogios de aquel sub-editor de una importantísima revista, y dos mangakas profesionales; y así también recibió las terribles críticas del editor en aquel entrenamiento de verano. Y por ser un trabajo que recibe tan contrarias opiniones, es que quisiera que lo leyeran para que lo conozcan.

También incluye el manga donde aparece el parasaurus (Para) dibujado exclusivamente con bolígrafo. (Volumen 1) Puede ser que, aquellos que están acostumbrados a los mangas actuales, reciban un choque cultural al ver los dibujos sin bosquejos y con trazos espontáneos, libres. Pero éste es el estilo original que mantengo desde que empecé a dibujar en mi niñez. El manga no se mide por lo bien que se bosqueja, ni se puede decir que un manga sin buenos bosquejos sea aburrido. Aunque no sepa hacer un buen bosquejo, todos pueden dibujar un manga. Y aún pueden surgir obras muy buenas que pueden igualar a un profesional. Incluso pienso a veces, que cuanta más fuerza se pone en un buen bosquejo, resulta en un manga poco interesante. Justamente, en aquellos mangas dibujados espontáneamente, sin preocuparse en los bosquejos, con un simple bolígrafo, ése es el verdadero manga en mi propia opinión.



Parasaurus (Para)(manga) ※Parasaurus (Para)



Yo estoy plenamente convencido de que viene una nueva era en el Manga, donde todos pueden dibujar con libertad, y ser leídos directamente por medio del Internet. Y también espero que mi experiencia pueda ser de ayuda para aquellos que aspiran llegar a ser Mangaka o aquellos que no hayan podido estudiar sólo hasta la Escuela Media. Aquí, pues, termina mi historia.

Para-sakusha

●Amazon.com (Cómico de humor de Para 2+1 (Spanish Edition) Kindle Edition)



La versión Kindle puede ser abierta desde Windows, Mac, Android y iPhone. (Es necesario instalar la Aplicación)

Las versiones Kindle y Kobo incluyen los volúmenes 1 y 2 en un sólo comics.



Banners
banner2
https://www.cybercomicsbdn.com/b/88x31.gif
banner3
https://www.cybercomicsbdn.com/b/200x40.jpg
banner4
https://www.cybercomicsbdn.com/b/320x50.gif
banner5
https://www.cybercomicsbdn.com/b/320x100.jpg
banner6
https://www.cybercomicsbdn.com/b/300x250.gif
banner7
https://www.cybercomicsbdn.com/b/468x60.jpg
banner1
https://www.cybercomicsbdn.com/b/160x600.jpg
banner8
https://www.cybercomicsbdn.com/b/728x90.gif